Llámese Flotilla Vehicular

Llámese Flotilla Vehicular

Muchas PYMES que cuentan con vehículos, a menudo no los consideran como una flotilla. Este es el momento en el que deben visualizarse como una flotilla y sacarle el máximo provecho a esta herramienta de negocios.

Un aspecto muy irónico es el hecho de que muchas empresas aunque cuentan con vehículos para cumplir sus labores comerciales, usualmente no los consideran como una flotilla. Es entendible si lo enfocan desde una perspectiva más cuantitativa que cualitativa.

Si bien es cierto, muchas de nuestras publicaciones se enfocan en tópicos específicos, muchos de nuestros lectores forman parte de variadas industrias con sus respectivos modelos de negocios. Cada uno más preocupado por producir bienes que son perecederos, construir edificaciones, cobrar dinero, instalar servicios de alta demanda, reparación de casas u oficinas, remover plagas, etc. Y no tanto por una mejor gestión de sus vehículos, es aquí donde hacemos un llamado para maximizar el desempeño de sus vehículos, puesto que una flotilla es un aspecto que se mide más en términos cualitativos y no cuantitativos.

Le recomendamos visualizar sus vehículos como un aspecto sumamente esencial de su negocio, y su buen funcionando va acorde con la manera cómo se entrelazan todos los procesos de su empresa.

De igual manera, en su empresa quizá no se tenga el título de “gerente de flotilla”, sino más bien usted es: el dueño de la empresa, jefe de distribución, gerente de operaciones, controlador, supervisor, encargado de mantenimiento, jefe de transportes y así sucesivamente. Es entendible que usted tiene sus funciones de trabajo primarias bien definidas, y de vez en cuando usted se acuerda que “tenía esos objetos en movimiento, los cuales debe controlar”. Pero esto no debe ser así, porque el control de cada uno de sus vehículos, sean 2, 20 o 200, debe ser una de sus prioridades, máxime con tanto reto qué enfrentar.

El objetivo es incrementar el cuidado de su flotilla para sacarle el máximo provecho a ésta, sin importar los tipos, los tamaños, las actividades o la cantidad de vehículos. Tampoco importa si usted compra o alquila vehículos a un mismo proveedor o varios (según las tareas que debe cumplir).

Lo más importante es que sus vehículos sean capaces de llenar las necesidades para las cuáles se han comprado/alquilado. Siendo el objetivo más importante: llevar su negocio a todos los lugares donde sus clientes lo necesiten, brindándoles un servicio de calidad y excelencia superior.

Recuerde que sus vehículos son esenciales para el crecimiento y desarrollo de su negocio, por lo tanto cuídelos porque si no estaría dejando de lado una variable muy importante dentro de la fórmula de la competitividad general de todo su negocio, y si lo hace estaría dejando dinero desperdiciado.

Escrito por: Daniel Martínez, Gerente de Operaciones.

Share Button

Written by Daniel Martínez

Deja un comentario